Soy de Venezuela y decidí visitar Perú por mis padres que son peruanos. Llegué a la casa de mi abuelita, pero por motivos de la herencia en la casa, mi prima pensaba que yo estaba interesado en la herencia de la casa y decidió que yo tenía que marcharme de ahí. Cuando me dirigía a la salida de la casa, me atacó desprevenido, me tomó por el cuello y me comenzó a rasguñar y clavarme las uñas gritándome "maricón de mierda" y maldiciéndome.