Un nuevo disfraz

A veces me extraña que en “nuestras” manifestaciones se hable tanto sobre el amor y la felicidad (y del odio como algo absolutamente ajeno, algo tan del opuesto); como si las consignas hubiesen sido escritas por algún experto en marketing, heterosexual quizás. Un alegre liberal que en nada se parece al niño que fui y que es mi estandarte al hablar de lo que hoy viven (y callan) muchos otros niños como yo…

Read More
Carlos PoloComment
Eyvi viajaba en una combi asesina llamada Perú

Eyvi viajaba en una combi asesina llamada Perú. Una combi que no respeta la luz roja, que atropella a los transeúntes de manera impune. Una combi donde viajan señores que puntean a púberes que callan asustadas, deseando desaparecer o hacerse adultas para poder convertir esa voz ahogada en grito de respuesta.

Eyvi ha muerto. Pasó los últimos 38 días en el Hospital Guillermo Almenara. Sobrevivió a 12 operaciones. Logró recobrar la conciencia, pero los médicos decidieron no contarle lo que le hicieron. Es decir, no contarle que Carlos Hualpa, su acosador, la quemó viva. Esa información, dicen, podía dificultar su recuperación.

Eivy ha muerto hoy, primero de junio del 2018, sin siquiera saber por qué.

Read More
Wititi, la danza del amor

El Wititi es una danza oriunda de Chivay, Arequipa. Se baila en honor a la virgen de la Inmaculada Concepción y para celebrar el amor como complementariedad entre hombres y mujeres. Uno de sus rasgos más distintivos es que los hombres que bailan en esta danza usan polleras y llyclla para hacerse pasar por mujeres y así lograr acercarse a sus parejas.

Read More
Diosas y cabras de Chuquichinchay

Chuquichinchay, o apo de los otorongos, es el vocablo quechua que nombra a la deidad felina de la montaña de los jaguares, protector de los indígenas de “dos naturas”. Esta información es recuperada por Michael Horswell a partir de su lectura de la Relación de antigüedades deste reyno del Piru, crónica escrita y dibujada por el indígena cuzqueño Santa Cruz Pachacuti entre 1600 y 1630. La crónica narra que Chuquichinchay había sido traído al Cuzco para formar parte de los rituales celebrados por Pachacuti Inga Yupanqui en la víspera de la muerte de su padre y del reciente nacimiento de su hijo, Amaru Túpac Inca. Al darse en un contexto que simboliza la muerte de un ciclo y el nacimiento de otro, la invocación del inca a los chamanes qariwarmi de Chuquichinchay —individuos de aspecto andrógino cuyos cuerpos eran símbolos vivientes de la complementariedad sagrada entre lo masculino y lo femenino— indica que estos personajes cumplían en realidad un rol importante en la religiosidad indígena y las ceremonias que garantizaban la reproducción de la cultura andina.

 

Read More