Daniel
23 años, hombre cisgénero gay

Trujillo

 
 
 

“Hola, mi nombre es Daniel, vivo actualmente solo en Trujillo, tengo 23 años y mi familia nuclear es Homofóbica. Mi madre es Testigo de Jehova y sufro acoso constantemente por parte de ella. Desde pequeño, ella siempre me llevaba al salon del reino. Al ir creciendo y descubriendo mi sexualidad, sufría y rezaba por los pecados que cometía . Al ir a la universidad, pude darme cuenta que ni la homosexualidad es pecado, ni tiene que ser a escondidas. Mi madre, al enterarse sobre mi orientación sexual pública, comenzó una ola de acosos que aún perdura. Ella suele pegar textos bíblicos en las paredes de mi cuarto, cada vez que me visita como además rezar sobre una `posible confusión sexual´. Una vez, encontré todos mis libros y películas de género Lgtb rotas, diciendo que me traería enfermedades y soledad. Ha pasado un año y la lucha aún sigue. Rezo todos los días para que mi madre conozca al verdadero Dios de tolerancia y amor“.