Salía de una fiesta en San Isidro por las Flores con Javier Prado. Me besé con un chico quien se fue para otro lado. Caminé un poco y cerca estaban 6 chicos que nos vieron y tomaban en la calle. Me lanzaron licor y las botellas vacías cuando se acercaban a mí. Corrí rápido y le pedía a las personas que cuidaban los edificios que me dejaran pasar. Nadie me hizo caso y seguí corriendo hasta que nadie me seguía.