Fiorella Bicerra.jpg

Cuando acudí a realizar mi trabajo de voluntariado en el Hospital de Iquitos en la estrategia sanitaria de ITS/VIH, el personal de seguridad no me dejó ingresar al nosocomio, debido a mi identidad de género. Él me dijo "te voy a dejar entrar cuando te cortes el pelo y te vistas de hombre, de lo que eres". A los 15 minutos, convoqué a una serie de amigas trans e hicimos un plantón al frente del Hospital. El supervisor del Hospital salió luego de un rato a ofrecer las disculpas del caso y me dejaron ingresar.