Volvíamos a la Plaza de Armas para la intervención de "Besos contra la Homofobia". En un inicio, éramos unos cuantos, muchos de ellos con años de experiencia en esta intervención. Todos caminábamos pacíficamente y en una de las entradas encontramos a policías y puestos de fierro que protegían la calle. No nos permitieron entrar, pero sí a un grupo de religiosos. De pronto, protestamos, pasaron unos minutos y nos echaron agua del rochabús y luego gas lacrimógeno. Corrimos entre todos, pero en ese momento la indignación fue tan grande que me dije:"vamos a seguir jodiendo; las calles son nuestras". Luego del evento, "Besos contra la Homofobia" del 2013 donde nos trataron de la peor manera, al subir las fotos por redes sociales, muchas personas acudieron al centro y de un momento a otro éramos muchas personas. Todo el Jirón de la Unión lleno de diversidad, risas, cariño, respaldo y energías. Todos gritábamos:"Aquí, allá, el miedo se acabó". Ese día sentí que muchos se volvían activistas. Ahora que digan que somos minoría.Volvíamos a la Plaza de Armas para la intervención de "Besos contra la Homofobia". En un inicio, éramos unos cuantos, muchos de ellos con años de experiencia en esta intervención. Todos caminábamos pacíficamente y en una de las entradas encontramos a policías y puestos de fierro que protegían la calle. No nos permitieron entrar, pero sí a un grupo de religiosos. De pronto, protestamos, pasaron unos minutos y nos echaron agua del rochabús y luego gas lacrimógeno. Corrimos entre todos, pero en ese momento la indignación fue tan grande que me dije:"vamos a seguir jodiendo; las calles son nuestras". Luego del evento, "Besos contra la Homofobia" del 2013 donde nos trataron de la peor manera, al subir las fotos por redes sociales, muchas personas acudieron al centro y de un momento a otro éramos muchas personas. Todo el Jirón de la Unión lleno de diversidad, risas, cariño, respaldo y energías. Todos gritábamos:"Aquí, allá, el miedo se acabó". Ese día sentí que muchos se volvían activistas. Ahora que digan que somos minoría.