En el colegio, es muy frecuente que los niños varones molesten a otros por ser diferentes. En mi caso, la violencia homolesbobitransfóbica era y es normalizada en el colegio. Muchas veces fui injuriado y molestado, aunque no tanto como otros niños que eran más afeminados.