Alguna vez postulé a un trabajo en mi ciudad en una conocida aerolínea y, pese a tener el perfil que solicitaban y enviar mi currículum de manera correcta, recibí una llamada por parte del seleccionador de esta empresa aérea y me dijo esto: "Sabemos quién eres y de tu lucha y de tu otro trabajo (ser activista gay) en Iquitos y por este motivo no podemos tomarte en este puesto, por políticas de imagen”.