NUESTRA COLECTIVA

 
 

FEMINISTAS SIN MIEDO Y EN PIE DE LUCHA

A inicios del 2014, No Tengo Miedo empieza a activar en Lima como una colectiva de investigadores y artistas transfeministas organizadas con el objetivo de acabar con la opresión hacia la población LGBTIQ. 

A inicios del 2014, No Tengo Miedo empieza a activar en Lima como una colectiva de investigadores y artistas transfeministas organizadas con el objetivo de acabar con la opresión hacia la población LGBTIQ. 

 
 
 

La historia de las luchas por los derechos de las personas LGBTIQ en el Perú alcanzó un hito cuando, en el año 2013, se presentó en el Congreso de la República el proyecto de ley de unión civil entre personas del mismo sexo. Este hecho puso de manifiesto la manera en que, desde ciertos sectores de la sociedad, se venía discutiendo y evaluando la problemática que afecta a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer, al mismo tiempo que generó un debate público sumamente intenso.

 
 
 
 
 
Ensayo de la obra Desde afuera, dirigida por Sebastián Rubio y Gabriel de la Cruz

Ensayo de la obra Desde afuera, dirigida por Sebastián Rubio y Gabriel de la Cruz

 
 
 

Nuestra convicción en el potencial del arte para la transformación social determinó que uno de los primeros proyectos de la colectiva sea la puesta en escena de obras teatrales que relaten nuestras historias. El género testimonial nos permitió acercar a los espectadores a referentes tradicionalmente estigmatizados en el sentido común de la sociedad peruana. Nuestro objetivo fue contar historias que puedan cuestionar la manera heterocentrada en que se habla de sexualidad y género en nuestra sociedad. Al hacerlo, pudimos discutir temas frecuentemente invisibilizados, como los crímenes de odio, la patologización de las identidades trans y la represión de los géneros no binarios.

 
 
 
 
 
 
 

En este contexto, a inicios del 2014, No Tengo Miedo empieza a organizarse con el impulso de un grupo de activistas, artistas e investigadores LGBTIQ. Decidimos crear un proyecto que reivindique la visibilidad de las personas LGBTIQ mediante la documentación de las situaciones de violencia que nos afectan de modo que esta información nos sirva para hacer incidencia política y lograr el reconocimiento pleno de nuestros derechos. Para ello, emprendimos líneas de acción que nos permitiesen acercarnos a las personas a través del arte y reconocernos como agentes sociales mediante la investigación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿Cómo se imagina el sujeto LGBTIQ en un país tan conflictivo y heterogéneo como el Perú? La hegemonía del patriarcado en relación a los discursos sobre género y sexualidad disponibles para la población general ha ocultado la realidad compleja de las personas LGBTIQ que habitan el país. La falta de recursos que expliquen objetiva y responsablemente temas vinculados a la homosexualidad, la transgeneridad o la intersexualidad motivó que emprendamos los proyectos de investigación que realizamos en Lima Metropolitana y a nivel nacional con el fin de saber cómo se da y qué formas adopta la violencia.