Nunca me preocupé en pensar si era homosexual, bisexual o lesbiana. Simplemente, cuando alguien me atraía me dejaba llevar por esa sensación y sentimiento. Viví y amé libremente hasta que un día fui "ampayada" besándome con una mujer (hoy el amor de mi vida). Eso me convirtió en un escándalo. Recién ahí me percaté de lo prejuiciosa e ignorante que es Lima. Todo lo que puede hacer por educar a esta sociedad en cuanto a la diversidad sexual lo haré.