Yendo de mi casa a Larcomar a encontrarme con mi novio, estaba en la cúster parado. La gente subía y viajaba, lo habitual, cuando pasando Aramburú, no recuerdo exactamente en qué paradero, sube un tipo. Él se paró a mi lado. Yo estaba con audífonos escuchando música y, de repente, veo al tipo gritando hacia mí. Me saqué los audífonos y escuché en medio de la música del chófer que qué era, si era hombre o mujer: "¿Qué chucha era?". Me puse los audífonos de nuevo y así continué yo y él también hasta que me bajé.