En tercero de secundaria, me declaré a un chico de mi clase; su madre se enteró y vino a quejarse al colegio. La directora y mi tutor me dijeron que ocultara todo y que nunca más hablase con el chico. Años después, en 5to, cuando era teniente alcalde del colegio la suplente de la directora me mandó a llamar, ya que había un tema con tres profesores que queríamos que los cambien por no enseñar bien. La suplente me llamó y en su oficina me dijo "hace tres años se te iba a expulsar tú ya sabes por qué" en modo de amenaza para que no prosiga con ninguna acción. Incluso dio una orden en la cual en ninguna clase nadie se juntase conmigo. Nunca denuncié y nadie se enteró sino hasta después de terminar el colegio.